Dic 2022 Blog de salud mental de PH
Ministerios de Compasión

Depresión: encontrar apoyo en la lucha

La depresión es uno de los trastornos mentales más comunes en los EE. UU. y es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona independientemente de su edad, raza, ingresos, cultura o educación. Como cristianos, no somos inmunes a la depresión. A medida que exploramos la Biblia, vemos que muchos de sus héroes experimentaron síntomas de depresión.

Aunque la Biblia no usa abiertamente el término depresión., vemos muchas figuras bíblicas que encontraron sus efectos. Sabemos que David sufrió muchos traumas en su vida y se lamentó en varios versos.

En el Salmo 38:6 y 8, David escribió: “Estoy humillado y humillado; todo el día ando de luto. … Estoy débil y completamente aplastado; Gimo con angustia de corazón” (NVI). En el Salmo 42:5, preguntó: “¿Por qué, alma mía, te abates?cast? ¿Por qué tan perturbado dentro de mí? Clamó a Dios por ayuda y oró: “Respóndeme pronto, Señor; mi espíritu falla. No escondas de mí tu rostro, no sea que seré como los que descienden a la fosa” (Salmo 143:7).

Otros ejemplos incluyen a Job, Jeremiah y Elijah, quienes atravesaron angustias emocionales con síntomas como pérdida de esperanza, inmensa desesperación, tristeza persistente, vergüenza e incluso eventos suicidas pasivos.

En 2021, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston informó que las tasas elevadas de depresión han empeorado, subiendo al 32.8 por ciento y afectando a uno de cada tres adultos estadounidenses. La investigación actual sugiere que la depresión es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Salud Mental, los factores de riesgo pueden incluir antecedentes familiares de depresión, un cambio importante en la vida, experiencias traumáticas y factores de estrés. Incluso puede ocurrir con condiciones médicas graves o ser un efecto secundario de los medicamentos.

Los síntomas

La tristeza es parte de la vida normal y puede atribuirse a eventos y experiencias, pero es importante diferenciar entre tristeza y depresión. Las características depresivas incluyen sentimientos de tristeza que se vuelven prolongados e intensos, duran de meses a años y desembocan en depresión. También pueden ocurrir sentimientos generalizados de inutilidad, apatía y cambios físicos con el sueño, el apetito y la disminución de la energía. Los síntomas causados ​​por la depresión mayor pueden variar de una persona a otra y pueden depender de la edad. Otros indicadores incluyen los siguientes:

    • Estado de ánimo “vacío”, pesimismo, irritabilidad
    • Sentimientos de culpa, impotencia.
    • Pérdida de interés o placer en pasatiempos y actividades.
    • Moverse o hablar más despacio
    • Sentirse inquieto o tener problemas para quedarse quieto
    • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
    • Despertarse temprano en la mañana o quedarse dormido
    • Cambios de peso
    • Molestias o dolores, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física clara y/o que no se alivian incluso con tratamiento
    • Pensamientos de muerte o suicidio o intento de suicidio

Diagnóstico

Un médico puede determinar un diagnóstico de depresión basándose en exámenes físicos, pruebas de laboratorio, evaluaciones psiquiátricas y utilizando el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, o DSM-5, publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Las dos formas comunes de depresión incluyen la depresión mayor y el trastorno depresivo persistente (distimia). La depresión mayor causa sentimientos graves y persistentes de tristeza y otros síntomas que dificultan el funcionamiento o el disfrute de la vida. El trastorno depresivo persistente es una forma de depresión más leve pero más crónica y duradera.

Los criterios para el diagnóstico incluyen experimentar cinco síntomas depresivos todos los días durante al menos dos semanas, y uno de los síntomas debe ser un estado de ánimo deprimido o pérdida de interés o placer en casi todas las actividades. Otras formas de depresión incluyen perinatal y/o posparto, trastorno afectivo estacional y depresión con síntomas de psicosis. Las personas que experimentan trastorno bipolar también experimentan depresión.

Resultados

La depresión es un trastorno de salud mental común; sin embargo, algunas personas pueden experimentar vergüenza, miedo y soledad, y pueden evitar buscar ayuda a pesar de que la depresión es altamente tratable, especialmente cuando el tratamiento se brinda de manera temprana y constante. Como resultado, pueden controlar los síntomas y recuperar la sensación de control y disfrute.

El tratamiento suele ser una combinación de psicoterapia, medicamentos, apoyo social y educación. Los antidepresivos a menudo se usan para tratar la depresión, junto con las modalidades cognitivas conductuales y la terapia interpersonal. Los planes de tratamiento se desarrollan con un proveedor profesional de salud mental y se individualizan según las necesidades de la persona, como el tipo de depresión y la intensidad de los síntomas. Es importante identificar las preferencias y objetivos personales, ya que no existe un tratamiento único para todos.

Formas de apoyar

Recibir el apoyo de los seres queridos es crucial para quienes experimentan síntomas depresivos.

    • Escuche con comprensión, con paciencia y sin juzgar.
    • Ofrezca aliento a través de la oración, ayude con pensamientos positivos compartiendo recuerdos felices y recuérdeles su capacidad para sentir placer nuevamente.
    • Proporcione apoyo práctico: ayuda con las comidas, las tareas del hogar y las citas.
    • Fomentar la actividad física y las interacciones sociales.
    • Evite tratar de "animarlos" o decir "salir de eso".
    • Fomentar la ayuda profesional.
    • No te rindas con ellos.

La Dra. Pam Whitaker se desempeña como vicepresidenta sénior de desarrollo de programas en One More Child, un ministerio que brinda servicios centrados en Cristo a niños vulnerables y familias con dificultades.. Como consejera de salud mental licenciada que atiende a niños y familias durante muchos años, ha sido testigo del valor de una buena salud mental que ha brindado una navegación útil a través de los factores estresantes de la vida, lo que ha resultado en crecimiento personal y desarrollo espiritual.

Cláusula de exención de responsabilidades:  La información compartida en esta página no pretende diagnosticar o tratar una condición de salud mental. Lo alentamos a que haga un seguimiento con su proveedor de atención médica y busque un profesional de salud mental para una consulta y atención individual.